2019(e)ko irailaren 14(a), larunbata

Ferrata Kaiserjäger, galerias Lagazoui ferrata Passo Falzaregotik zirkularra

Sarrera honetan Italiako Doloitetako ibilbide ferrata eder bat aurkeztuko dut. Passo Falzarego edo Falzarego mendatetik abiatuta austriakoen lubakiak bisitatu eta ondoren ferrata erraz batetatik Piccollo Falzarego mendira iritsiz. Igoeran zehar Autro-Hungariar inperioak Gerra Handian zehar antolatutako defentsa lubakiak ezagutzeko beta izango dugu. Jaitsiera aldiz, Lagazoui aterpera hurbildu eta bere azpian hasten diren italiar Lagazoui galerietatik, bertze frontekoak bisitatuko ditugularik.
Igoera 770 metro ingurukoa izango da eta ibilbidearen luzera 7 kilometro pasatxo. Aukeran da funivia hartzea igoera errazago egiteko, baina honela ez dira lubakiak eta frontearen berezitasuna eta krudelkeria horren ongi ulertuko. Igoerako ferrata erraza da, baina materiala eramatea gomendagarria da, zenbait pasuetan erabiliko bai dugu. Galeriak kablez horniturik daude eta materialik gabe jaisterik dagoen arren, kontuz ibili zorua buztita egoten bai da eta irristatzerik dagoela. Hori bai, kaskoa eta argia ezinbertzekoa da.
Eremu honetako gerrari, gerra bertikala deitu izan zaio, Lagazoui mendiko hormetan altuera ezberdinetara italiarrak eta austriarrak luze borrakatzen aritu zirelako (1915eko urritik 1917ko azaro bitartean). Bertan ere, Mendebaldeko fronteko bertze eremu batzuetan bezala, Sommen, Verdunen eta abar luze batean, minen gerran egindako leherketak nabarmentzekoak dira ere. Horien artean bi bereziki, bata austriarrek lehetarazitakoa, 30,5 tonatakoa 1917. urteko maiatzean, eta bertzea, italiarrek 32,6 tonetakoa hilabete bat geroago. Guzti horiek egun ikusgai dugun paisai moldatu izan zutelarik.

Ibilbidearen xehetasunak wikilocen

Powered by Wikiloc

Bideotxo bat:


Ibilbidea eta altimetria.


Arestian aipatu bezala, ibilbide honen berezitasuna, paisai dolomitiko ederrez gain, Gerra Handiko lubakien aztarnak ezagutuko ditugula izango da. Bertan gerra bertikala deritzana burutu zelarik, frontea hormako altuera ezberdinetara finkatu bai zen.
Lehen Mundu-Gerra ordura arte gertatu zireneko gerrarik odoltsuena izan zen. Gaur egun har daiteke halakoa; ez eragin zuen biktima-kopuruagatik edo erabilitako armen suntsiketaren ahalmenagatik. Hartan bi zirkunstantzia eman zirelako, elkartuta, emaitza hilgarriak eragin zutuztenak: arma sofistikatuagoko eta borroka-taktika zaharkitu batzuen ondoan suntsiketa masiboko erabilera.
Garai horretan oraindik gorputzerako borroka, gorputza ezinbestekoa zela, pentsatzen zen; eta lubakiak, beharrezkoak. Horrela, oraindik armadek baionetak eramaten zituzten, oraindik bere erasoak indar basatian oinarritzen ziren eta posizioak metroka konkistatzen ziren edo metroka galtzen zituzten.
Armen hobetzea -irismen eta zehaztasun handiagokoak -, arma kimikoko erabilera -zeinen efektuak erremedio eraginkorrik ez izateak- eta gerraren historian lehen aldiz abiazioaren sarrera, sendagai oraindik gutxiegiarekin -ez dezagun ahatz penizilina 1928an aurkitu zenik eta bere erabilera ez zela Bigarren Mundu Gerrara arte orokortu - elkartuta, baja-kopurua eta ordura arte haientzat guztietarako sufrimendu ezezaguna eragin zituzten.
Guzti honengatik, Lehen Mundu Gerra Gerra Handia bezala ezagutzen da oraindik.
XX mendeko hasierako agertoki horretan gertatu zen, borrokalariek sufritu behar zituzten nekeak eta "beharretara" eta gerra-helburuetara aurre egin ahal izateko bere antolamendurako zituzten baliabideak, ondo irudikatzen dituen gudua: Lagazuoi-ren gudua dugu adibide.

Tirol Astro-Hungariar Inperioko kidea den eskualdea zen. Lehen Mundu Gerran, Austria gatazkan sartu zen Italiarekin, lurralde horren kontrolagatik, beste arrazoi batzuen artean.  1915. urteko apirilean, Italiak Londoneko hitzarmena sinatu egin zuen Ingalaterra, Errusia eta Frantziaren alde gerran sartuz. Maiatzaren bukaerarako Austriari gerra aldarrikatu ziolarik. Urte horretarako Cortina D´Amprezzo inbaditu eta Dolomitetako frontea egonkortuz. Beraz bi urte inguruan aritu ziren eremu hauetan gerran.
1917. urteko urriaren 24ean Austriak, Alemaniaren laguntzarekin kontra eraso bat antolatu zuen Caporetton, bertan italiar armadak porrot ikaragarri baten ostean hamaika hildako eta 300.000 bat presorekin,. Porrot honen ondorioz, frontea bertze eskualdeetara pasa zen eta Dolomitetako gerra bukatu egin zen, austriarrek Cortina D´Amprezzo berriz ere berreskuratu zutelarik.

Falzaregoko mendatean izango dut ibilbidearen abiapuntua.
 Mendatean liburu denda eta souvir denda batzuk badira. Gibelean ikusten den mendia Sasso di Stria. Bere goiko aldean finkatu zuten frontea austriarrek, eta bertatik Valparolako mendaterako bidea zeharka ezina bilakatu.
 Mendatetik Picollo Laganzouiko paretak. 500 metrotik gorako hormak.
 Sasso di Stria eta Valparolarako errepidea
 Lagazoui eta teleferikoaren etxea.
Marmoladaren glaziarra Falzaregotik ikusita.



  Falzaregoko eta Laganzouiko gerraren inguruko laburpen bat https://lagazuoi.it/index_en.php webetik bilduta.
"En el Paso Falzarego y en la montaña de arriba, el Piccolo Lagazuoi, durante la Primera Guerra Mundial, las tropas austriacas e italianas se enfrentaron en feroces combates. Aún hoy, en esta área hay restos de guerra en todas partes.
El objetivo de las tropas italianas era romper las defensas austrohúngaras en el paso de Valparola y desde aquí, a través de Val Badia, llegar al ferrocarril del valle de Puster.
Al comienzo de los primeros ataques, en junio de 1915, solo unas pocas tropas austriacas y tiroleas se desplegaron en esta fuente de gran altitud, mientras que el ejército italiano estaba colocando muchos soldados en esta área.
Pero el avance militar decisivo fracasó porque las tropas austriacas habían ocupado posiciones importantes en la cima de las montañas que rodean el paso de Falzarego: Piccolo Lagazuoi y Sasso di Stria.
El fuerte de Tre Sassi, construido como una barrera contra el ejército italiano en el paso de Valparola, fue expuesto a un severo fuego de artillería al comienzo de la guerra, que dañó su proyectil e hizo necesaria su evacuación.
Entonces los austrohúngaros movieron sus dos cañones llamados "Max y Moritz" y los colocaron dentro del túnel de Goiginger en el monte. Sasso di Stria.
Bajo el mando del comandante Martini, en octubre de 1915 las tropas italianas lograron ocupar la repisa (que más tarde recibió su nombre) subiendo a lo largo de un barranco indefenso debajo de los emplazamientos austríacos en el monte. Lagazuoi y por encima del emplazamiento austriaco de Vonbank.
Las tropas italianas continuaron fortaleciendo constantemente su posición en esta repisa porque sus disparos fueron extremadamente efectivos contra las trincheras del emplazamiento de Vonbank sobre el paso de Valparola.
Al explotar 4 minas en la repisa de Martini, los austriacos intentaron en vano ahuyentar a las tropas italianas de esta posición.


Imagen de la explosión
También fracasó el intento italiano de llegar a la cima del Piccolo Lagazuoi, cavando un sistema de túnel de más de 1 km de largo con una caída vertical de 500 m.
El 20 de junio de 1917, los italianos volaron la cumbre de 2668 m de altura, que fue ocupada por los austriacos, con más de 32 toneladas de dinamita, pero los soldados italianos atacantes fueron asesinados por el fuego defensivo de las ametralladoras austriacas ubicadas en el emplazamiento Feldwache 4.
En al pie del monte. Lagazuoi, además de la estación del valle del teleférico, hay dos conos de piedra: muchos miles de metros cúbicos de roca que fueron desprendidos por las explosiones de la mina (en total 5). Son testigos del absurdo y la brutalidad de una guerra que ha costado cientos de miles de vidas en ambos lados. "

Minen gerraren inguruko Langazoui.itik jasotako youtubeko bideoa.


Beraz gaurko txangoan garai horietako elementu ezberdinak ezagutzera joango naiz.
 Goiko aparkalekuaren eskuin aldetik eskailera batzuk dira, eta bertatik pista batetara jaitsiko naiz.
 Pista zuzen jarraituko dut metro batzutan zehar.

 Apur bat aurrerago, ezkerretik bidegurutze bat dago. Gaurkoan austriakoen lubakiak eta Lagazouirako lubakien bitarteko ferrata egiteko, pista nagusia utzi eta bidean barneratu beharko naiz.
 Lagazoui paretaren mendabaldeko partean eta ezkerrean ikusgai diren maldetan kokatzen ziren austriarren lubakiak.
Argazki historikoa:




Falzarego inguruko gerraren azalpen eta testigantzak:  http://www.treccani.it/magazine/atlante/cultura/Il_Piccolo_Lagazuoi_nella_Grande_Guerra.html
""El rugido de la explosión no disminuye, se extiende sobre la repisa como un tren que hace ruido en un túnel sin fin: menos sombrío pero más amplio, un aguacero infernal nos da la sensación de que la montaña se está derrumbando sobre nosotros" (Lagazuoi, 16 de septiembre de 1917, testimonio de un alpino, citado en E. Camanni, Il fuoco e il gelo , Rome-Bari 2014)

El Piccolo Lagazuoi es una montaña de 2.778 m que forma parte del grupo de Fanes Dolomitas, al oeste de Cortina d'Ampezzo y al noreste de Livinallongo del Col di Lana, en el área de Cadore . Aquí se libró, entre octubre de 1915 y noviembre de 1917, hasta la derrota de Caporetto , una de las batallas mineras más increíbles de la llamada 'guerra blanca', la que tenía a los Alpes como teatro y que reclamaba más víctimas por exposición, hambre. y adversidades naturales que para acciones de guerra, entre el ejército austrohúngaro y las tropas alpinas italianas: una batalla en la que la montaña aún conserva los signos visibles.

Tras la entrada de Italia en la guerra, el ejército imperial se apresuró a crear una larga barrera defensiva que penetró en Cadore, ocupando las posiciones dominantes y más favorables. Así, los italianos encontraron todos los caminos que conducían hacia el norte a Val Pusteria , Val Badia y Brennero , y después de haber ocupado la llanura de Cortina sin conquista y lograron conquistar Passo Falzarego y Col dei Bos, se encontraron una fuerte resistencia entre el Piccolo Lagazuoi y el Sasso di Stria, al pie del cual el área controlada por el enemigo se extendía entre el Paso Valparola y la posición Vonbank.

En la noche entre el 18 y el 19 de octubre de 1915, después de meses de reconocimiento, los batallones Alpines de Val Chisone y Belluno tuvieron éxito en la más improbable de las acciones, la de escalar por sorpresa en el tramo oriental de la cornisa de Lagazuoi. Así describe la estación del comandante Ettore Martini, quien inmediatamente tuvo derecho, también con fines propagandísticos, a la repisa que todavía lleva su nombre: «La posición de la Cengia Martini, que consiste en una especie de plataforma ubicada a 250 m al sur de q . 2779 de P.lo Lagazuoi y a 2.500 m de altitud media, estirada fuertemente inclinada hacia el sur en el borde del abismo, por una longitud de más de 200 m "(cit. En M. Vianelli, G. Cenacchi, Teatros de guerra en los Dolomitas , Mondadori, Milán 2006).

Así, los italianos se encontraron a cincuenta metros por debajo de la base enemiga del antimax, protegidos por entradas naturales, y por encima del Vonbank, que se convirtió en un blanco fácil para sus tiradores. A partir de ese momento y durante los siguientes dos años, ninguno de los dos lados logró prevalecer sobre el otro y después de una serie de intentos fallidos y suicidas: los austriacos intentaron varias veces golpear la base italiana descendiendo desde arriba con cuerdas. Increíble trabajo de excavación de túneles en la roca con fines ofensivos: los austriacos procedían de arriba a abajo para volar el Cengia Martini, y en particular esa parte que se llamaba la "trinchera avanzada", que dominaba el Vonbank y para ellos fue la peor espina en su costado, causando un promedio de diez caídas por día; los italianos de abajo hacia arriba, para volar la expectativa. Pero las galerías también se cavaron con fines de refugio, vivienda, almacenamiento o puesto de combate, así como para volar los túneles del enemigo, cuya construcción fue auscultada continuamente.

Langazoui.it ek Cengliaren inguruko egindako bideoa youtubetik

Un médico austriaco describe así las condiciones de vida de los soldados, obligados a actuar, para el suministro, el desplazamiento de hombres, el transporte de armas y materiales, siempre de noche: "La cuidadosa observación médica [...] ha encontrado principalmente enfermedades a los riñones, corazón y nervios. Las dos primeras patologías se remontan a la falta de oxígeno, a la gran sed, al trabajo físico en posición constante. Como consecuencia del debilitamiento cardíaco y luego de la ansiedad de ser aplastado por una mina enemiga , se impone una gran tensión nerviosa "(citado en La Gran Guerra contra el Piccolo Lagazuoi , editado por L. Bobbio, S. Illing, Grafiche Antiga, Cornuda 1999).

Hubo cinco minas que brillaron durante los dos años: cuatro austriacas (1 de enero de 1916, 14 de enero, 22 de mayo y 16 de septiembre de 1917) y una italiana (20 de junio de 1917), pero ninguna de ellas fue decisiva para la guerra. En la montaña, sin embargo, los cráteres son visibles y aún transitables son algunas de las galerías: más claustrofóbicas y estrechas, las austriacas, más altas y anchas pero no menos angustiosas que las italianas. "
                                        
Pista utzi eta ezkerreko bidetik gorat abiatuko naiz.

 Segituan hormara gerturatuko naiz.
 Didegurutze bat topatuko dut. Lubakiak bisitatzeko asmoz eskuinetik goitik bidetxo estuagotik abaituko naizelarik. Zuzen jarraituz mendatera iritsiko nintzatekeen, bertan ere lubakiak bisitatuz, baina gaurkoan Picolo Lagazouira igotzeko asmoa dut eta bertatik jarraitu beharko da Kaiserjäger bidea eta ferrata egiteko.

 Sasso di Stria ikusgai. eta segituan lubaki eta gerra handiko aztarnak ikusgai dira.
 Aurreneko lubakiak

 Lubaki zati hau berreginda dago.
 Gorago jarraituz, eta lubakien komunikazio bideetatik igoz, Falzaregoko mendatea eta eremuko kontrola nabaria da.
 Gorantz doazen lubakiak. Hauek Falzarego hormen aldekoak. Valparola alderantz luzatu egiten direlarik.
 Lagazouiko paretak gertuago dira. Horietan tunel eta galeria ezberdinak topatzen dira.
 Goiko lubakiak. Bigarren lineakoak. Kontutan izan zer nolako maldan dauden eta zer nolako eraginak izaten zituzten bertan aludeak eta tenperatura baxuak.

 Hormetan aurren galerien aztarnak ikusgai.
 Mendi-ertza aldera iristean, lautadatxo batean eta Sasso di Striaren parean lubakiak potenteagoak ziren.

 Bidetxoak gora doa, mendi ertza antzeko batetatik gorat atuera nabarmena irabaziz.


DATU HISTORIKOAK MINEN GERRAKOAK eta Lagazouiko gerraren ingurukoak
"El ejército austríaco ocupó estos picos al comienzo de la guerra. Excelente barrera para enfrentar posibles asaltos italianos. Desde arriba, el dominio era mejor y con pocos hombres, tiradores elegidos, podían defender a su amado Tirol. Al oeste, en las laderas del Lagazuoi, la línea defensiva descendió a las laderas para ocupar el paso de Valparola y subir a la cima de Sass de Stria. El pequeño Lagazuoi fue bombardeado constantemente por la artillería del Real Ejército Italiano, estacionado en las montañas opuestas. Monte Pore, Col Gallina, Averau, 5 torres.
En 1915, las posiciones austriacas en el Sasso di Stria y alrededor del fuerte Entre los Sassi estaban preparando nuevas dificultades: los Alpini entre los muros del Lagazuoi. De hecho, a mitad del muro corre una repisa, llamada "Cengia Martini" del nombre del comandante Alpini. El comienzo de esta repisa se encuentra cerca del barranco que separa la cumbre de la cumbre que se extiende hacia el oeste. Los dos extremos de la repisa se ensanchan en forma de terrazas; La parte más estrecha está en el centro.
Los picos de Lagazuoi Grande y Piccolo estuvieron en manos de los austriacos desde el comienzo de la guerra. Una noche (19 de octubre de 1915) Alpini del Btg. Val Chisone, bajo el mando del mayor Ettore Martini, se enfrentó a la escalada en la pared. Se atrincheraron al máximo detrás de los cantos rodados de la repisa y detrás de los parapetos construidos a toda prisa con piedras. Directamente encima de ellos estaban los puestos avanzados de Lagazuoi y debajo, entre Lagazuoi y Sasso di Stria, estaba la estación del valle. Desde lo alto de la cornisa, el Alpini causó a la guarnición austriaca que estaba por debajo, más pérdidas de las que había sufrido antes con el asalto de batallones enteros. Tiradores y ametralladoras seleccionados apuntaron a las posiciones más bajas día y noche,
Una torre rocosa (Sasso della Nebbia), de 30 m de altura y 18 m de ancho, se transformó en una serie de cuevas superpuestas, conectadas por túneles y equipadas con ametralladoras y un cañón de montaña. Incluso el «Sasso Tatuato» con sus numerosas lagunas representaba una piedra angular eficiente de la ubicación en la repisa. Mientras tanto, la primera patrulla, ubicada en la pared, había crecido en número para convertirse en una compañía bien entrenada.
Simultáneamente con las obras de ampliación, los italianos ocuparon posiciones más y más altas a lo largo del muro, llegando con sus puestos avanzados a no más de 40 m por debajo de la posición de la cumbre austríaca. Las escaleras dispuestas adecuadamente establecieron el vínculo entre los puestos de avanzada y la repisa.
El 17 de diciembre de 1915 tuvo lugar el primer gran ataque austríaco contra el Cengia Martini. El fuego de artillería fue de una violencia impresionante. Tres guías de montaña austríacos descendieron de la cumbre con cuerdas hasta que alcanzaron una buena vista de la ubicación de Cengía. Mientras estos, colgados en el vacío y bajo el fuego de la infantería y artillería italiana, dirigían los disparos de artillería austríaca, una patrulla de escaladores elegidos había comenzado a atacar con granadas de mano, desde puntos cuidadosamente estudiados previamente, la posición de la repisa. Pero la tranquilidad entre las tropas austriacas en el valle no duró mucho porque los Alpini pronto reanudaron su ataque desde lo alto de la repisa. Justo en el borde de la cresta Lagazuoi había una repisa rocosa; los austriacos lo minaron con 300 kg de explosivos. La noche de S. Silvestro, en los primeros minutos de 1916, se encendió. La fuerte explosión lo hizo rodar sobre sí mismo; luego cayó directamente sobre la repisa arrastrando con él un enorme derrumbe de piedras. Pero en el día de Año Nuevo, la guarnición austriaca del fuerte "Tre Sassi" tuvo que registrar la primera caída del año nuevo, golpeada por el fuego de los tiradores elegidos de la repisa.
Dos semanas después, el comandante austríaco ordenó un nuevo ataque. Todos los medios disponibles fueron transportados a la zona. Se lanzaron pesados ​​lanzadores contra la repisa. Las armas de fuego de los Sasso di Stria obligaron a los Alpini a retirarse a las cuevas. La artillería comenzó a apuntar a la repisa con bombas, mientras que algunas patrullas ocultas entre las paredes arrojaron granadas de mano a los centinelas. Tan pronto como estalló la pelea, Alpini tomó represalias y el puesto se salvó.            
 Ahora el Capitán Eymuth, comandante del fuerte "Tre Sassi", decidió probar la última carta: volar la repisa con una carga explosiva. En julio de 1916 comenzaron los trabajos de perforación iniciados por el teniente Jakobczak. Los italianos pronto entendieron las intenciones y recurrieron a contramedidas. Gracias a sus equipos de perforación ultramodernos, pronto anularon la ventaja de los austriacos y prepararon dos túneles, uno encima y otro debajo del austríaco. Mientras la pelea se extendía afuera, dentro de la montaña los soldados se acercaban cada vez más al enemigo invisible. Las obras fueron interrumpidas brevemente a intervalos fijos. Rígidos en la pared, con las orejas erguidas, los hombres escucharon el sonido rítmico de los picos cada vez más cercanos. Los zapadores austríacos cavaron un túnel transversal en los extremos del cual colocaron dos poderosas cargas explosivas. Las máquinas de perforación italianas estaban ahora cerca. El 14 de enero de 1917, ocurrió la explosión. Un humo espeso provenía del interior del túnel italiano.
La galería principal de Austria tenía 180 cm de alto, 80 cm de ancho y progresaba a una velocidad de 75 cm por día. Finalmente llegó un taladro eléctrico con dos martillos neumáticos que permitieron acelerar el trabajo (1.75 m por día). El motor también favoreció una aireación más rápida del túnel, que, cuando se completó, alcanzó una longitud de 93 m, la cámara de combustión tenía una capacidad de 58 m3. A pesar de la perturbación por parte de la artillería italiana y los haces luminosos de los reflectores que iluminaban constantemente los accesos por día, durante seis noches las columnas de cargadores recorrieron el camino expuesto hasta el túnel, transportando 1003 cajas con 24,000 kg de explosivos. Para excluir cualquier posibilidad de un encendido fallido de la mina, Dos fusibles fueron equipados con un detonador y dos dispositivos con encendido eléctrico. El aislamiento de la sala tenía una longitud de 37 m. La cantidad de material utilizado fue igual a la carga de 7 vagones. El 20 de mayo de 1917 todo estaba listo para la operación.
El momento en que la guarnición de la repisa italiana estaba completa se esperaba para la explosión. El 22 de mayo, el fusible se quemó. Una vez que la gran nube de humo se había disuelto, en lugar de las numerosas torres y posiciones rocosas, se podía ver
una gran grieta en las paredes de la montaña en la repisa. La mina lo había destruido por una longitud de 200 my un ancho de 136 m. Se estima que 130,000 M3 de roca habían saltado.
Pero los italianos siguieron siendo dueños de la repisa. El mayor Martini tuvo tiempo de retirar las tropas y, poco después de la explosión, los Alpini ya estaban trabajando en la reconstrucción de los puestos.
Desde la primavera de 1917, los síntomas de una operación italiana similar contra la cumbre frente al Lagazuoí (m. 2668) fueron cada vez más frecuentes. Bajo la guía de los ingenieros Malvezzi y Cadorin, ahora famosos por la empresa Castelletto, el túnel ya había alcanzado 1 km de longitud. Como los austriacos habían comenzado a cavar un antitúnel, había que anticipar la fecha de la explosión. Ahora la galería tenía 1100 m de largo; La cámara estaba repleta de 33,000 kg de explosivos. El comandante austríaco, el capitán Raschin, informado por la intercepción de cables y comunicaciones de un desertor, rápidamente recurrió a contramedidas. La estación en peligro fue totalmente abandonada. Todas las piezas de artillería apuntaban a la parte superior. Se colocó un cañón en el lado sur del Lagazuoi Grande para poder alcanzar la cumbre mencionada desde corta distancia. La explosión ocurrió la noche del 20 de junio de 1917. Los italianos ocuparon el área alrededor del cráter, pero sufrieron grandes pérdidas por el fuego concentrado de la artillería austríaca.
La guerra contra las minas, alrededor del Lagazuoi, no cesó porque los italianos intentaron meterse bajo los puestos de avanzada austríacos del Piccolo Lagazuoi. El comando austríaco preparó una mina que apuntaba sobre todo al "Sasso Tatuato". Ambas partes procedieron rápidamente con la disposición de nuevas minas. Pronto hubo una explosión de mina. El Capitán Raschin investigó las rocas con Ten Jakobczak para encontrar nuevas formas de llevar a cabo los asaltos. Encontraron una hendidura en la pared que era particularmente adecuada para establecer una carga explosiva; fue suficiente para eliminar los escombros sin recurrir a la desaparición. Esto dio la esperanza de que los italianos no entenderían sus intenciones. Para camuflar sus planes, el Cap. Raschin solicitó explosivos sin especificar el propósito. Así arregló una carga de 4.000 kg de explosivos en la grieta; la mina estaba justo encima del puesto italiano de Cengia Martini.
El 16 de junio de 1917, a las 10 de la mañana, la mina estalló. La explosión arrojó un deslizamiento de tierra de 5000 M3 de material rocoso sobre la repisa. "

Hormara gerturatzean Ferrata Kaiserjägeren hasiera ikusten da.
 Bertatik lubakiak jarraitu egiten ziren. Aurreneko tximinia gainditzeko eskalak dira.

 Zenbait zatitan egurrezko oholekin eskailerak atondu dituzte.
 Eta troka edo amildegi batetara gerturatzean eskegitako zubi bat ikusten da.
 Zubia ederra da. Gainera italiarren bonbetatik oso babestuta; ez ahantzi Valparolako mendatea eta gotorlekua austriar hungariarren eskuetan zegoela eta gune hau Sasso di Striaren parean dagoela eta bertan kokaturik zituztela kainoi potenteenak.



 Honela mendiaren goiko eremura hurbilduko gara eta berriz ere frontearen aztarnak nonahi topatuko ditugu.
Ondoren topatuko dudan eremua, apur bat babestuagoa zegoenez, bertan troparako babeslekuak, logelak eta biltegiak izango ditugu.
 Topatuko dudan aurreneko aztarna ostatu antzekoa omen zen.
 Apur bat gorago galeria bat.
 Eta logelen eremu batetara iritsiko naiz.

 Gorago bertze aterpe batzuk daude.


 Harrian industutako eremuak izatea bi arrazoiengatik izaten zen, batetik lehergailuetatik babesteko eta bertzetik elur-jausien eraginak gutxitzeko.
 Argazki honetan somatu daiteke nondik jarraitzen ziren lubakiak eta Kaiserjägerra, gailurrera iristeko. Beti ere hormen azpiko malga edo erlaitza nahiz estratoen arteko tartetik ahal bada.
 Aterpeak eta horma arteko eremua arriskutsuagoa da eta bertan lubakiak zigi zagan goiko galerietaraino igotzen dira.
 Erlaitza hau italiarrek malga Martini eskuratu zutenetik, fronteko aurren lerroa zen. Eta argazkiak erakusten duen moduan Flazarego eta Cinque Torreko ikuspegi estrategiko handikoa.

 Erlaitzera gerturatzean, autriarrek eraikitako galerien hasiera ikusgai da.
 Argazki historikoa



 Berriz ere mendebaldera itzuli eta hormaren azpitik lubakiak jarraituz altuera irabazten hasiko naiz. urtailaren erdian egon arren, hormaren erdian elurra topatzen dut. Honek ideia bat eman diezaguke bertako fronteko bi urteetan zehar zein baldintzetan borrokatu egiten zuten.2600 metrotara gaude.
Honela ulertzen da arriskurik handienetarikoa hotza eta elur-jauziak izatea.
Pasaleku hau urtean zehar eragozpen askorekin aurkitu daiteke. Ferrataren kablea, urteko hilabete askotan zehar estalita topatzerik bai dago.


 Gorago lubakien aztarnak somatu egiten dira oraindik.
 Tarte batzuetan eskailerak prestatu dituzte hormarekin babestuagoak.
 Lagazouiko mendebaldeko hormak. Goiko aldeko kokalekuak austrio hungariaren eskuetan ziren.
 Aldaparen erdian atsedentxo bat egiteko bankutxo bat dago. Bertatik ikuspegia mundiala da. Aurrenetik Sasso di Stria, ondoren Col di Lana eta gibelean Marmolada. Nolabait marra zuzen horretan finkatu zen frontea zenbait urtez. Marmoladan, harroketan galeriak eraikitzeaz gain, glaziarrean kilometroko galerietan tropen bizilekuak eta biltegiak eraiki zituzten. Horregatik eta altueran agertzen zen elurrarengatik, maiz ere bertako gerra, GERRA ZURIA bezala ezagutu izan da.





 Azken aldapak ikusgai dira. Jada tontorra gertu dago.
 Kaiserjägerra mendi ertzera gerturatzen nau.


 Piccolo Falzaregoko aldameneko mendi-lepoa eta tontortxo bat.

 Mendi-lepotik Piccolo Lagazouiko tontorra.
 Col di Lana aldera. Beheko aldean Tre Sassiko gotorlekua eta lakua ikusgai.
 Piz Taiburn aldera eta eskuinetik hasita Piza Di Lench eta Cima Scotini.
 Punta di Mezzo de Fannes eta Fanispizze
 Lagazoui handia aldera
 Fanes eta Lagazoui garaia, paisai dolomitikoaren adibide nabarmenak dira.
 Forcella Lagazoui eta mendia.
 Piccolo Lagazoui
 Tontorrean lubakiak eta aterpeak ziren eta egun, halako biribil markatu aunitz topatzen dira. Ez dut argi zertarako edo zer adierazten duten.

 Marmolada.
 Picolo Lagazoui mendiko tontorrean gurutzifikatu bat ageri da. Eta bere azpian gerrako lehergailu eta arantxadun alanbrearekin eraikitako oroigarria.

 Edonora begiratuta ere, 360 gradutako bista paregabeak dira. Gainera atsalde partea denez, dolomitiko harriak bere kolore gorrizka berezia erakusten hasia da.


 Cinque Torri aldera. Gibelekoa Pelmo mendia izan daiteke.

 Falzarego garaiaren aldean dolomitek sorturiko estrato ezberdinatan gorrizka kolorekoak nabarmentzen dira.

 Gerrako aztarnekin sortutako oroigarria

 Tontorretik egindako panoramikak ikuspegi eder honen aitzindariak dira.


Tontor hauetan frontearen aurreneko lerroa izanda, eta 2700 metrotatik goiti izatean, momentu egokia da frontearen inguruko datu historikoetan sakontzeko. Gerra hasi zelarik, militarrek antolaketa lanetan topaturiko zailtasunei aurre egiteko harturiko neurrietaz eta frontearen bizi baldintzetakoak jasotzen dituen txosten ofizial batean jasotakoak.

Picolo Lagazoui mendiko aterpe eta lubakiak


FRONTEAREN BALDINTZEN INGURUKO DATUAK militarren txosten ofizial batetatik, Stefani agentziarena, jasoak:
"El informe oficial, publicado por la Agencia Stefani el 28 de febrero de 1916.
"Proporcione a cientos de miles de hombres los medios para pasar el invierno en condiciones de plena eficiencia de guerra y salud perfecta, incluso en áreas montañosas que a menudo superan los 2000 metros de altitud y a veces alcanzan y superan los 3000, sin una sola palma de la mano. la tierra conquistada debía ser cedida al enemigo, era una obra grandiosa, que el país debe considerar con orgullo legítimo.

"Las trincheras y cuarteles"

El primer cuidado de los comandos era hacer no solo sólidos e inexpugnables, sino también proteger del mal tiempo las líneas de defensa a lo largo de todo el frente extremo, para que pudieran proporcionar un refugio suficiente a las tropas destinadas, a su vez, a ocuparlos. Las paredes de las trincheras estaban cubiertas para este propósito con esteras, el fondo pavimentado o provistos de tablones. A lo largo de las trincheras, por excavación en roca o con varias cubiertas y armaduras; También se obtuvieron refugios especiales para hombres no involucrados en el servicio de seguridad. También para los miradores y los observatorios, más allá de las líneas de defensa, se establecieron pequeños refugios especiales con bolsas en el suelo o en madera, protegidas por obstáculos naturales.
En las posiciones atrasadas, para las tropas en reserva o en reposo, intentaron en primer lugar obtener el mayor beneficio de las provisiones, sin molestar a las poblaciones. Los recursos disponibles no eran muchos, tanto por la pobreza de las zonas habitadas, típicas de las regiones montañosas, como por la destrucción sistemática realizada por los austriacos al bombardear las aldeas al alcance de los cañones. Sin embargo, a través de un trabajo disciplinado de reconstrucción y rehabilitación, fue posible alojar una buena parte de las tropas en bloques de pisos. Pero el principal medio de hospitalización estaba constituido por los cuarteles, que se elevaron a decenas de miles; de todo tipo, de todos los tamaños y formas, en ladrillo, en bloques de hormigón, en madera, con paredes dobles en las zonas más rígidas.

Para dar una idea del enorme movimiento de material y la suma de energías requeridas por la construcción de los cuarteles, se puede recordar que para un solo cuerpo de ejército, ubicado en el área montañosa, se enviaron 300,000 tableros, de los cuales un buen tercio tuvo que ser transportado por mulas y en los últimos tramos hasta el hombro de un hombre, en áreas abiertas y a veces golpeado violentamente por la artillería enemiga. Para la producción de murales y tableros y de los ladrillos y bloques de cemento necesarios, se tuvieron que instalar aserraderos hidráulicos especiales, hornos y fábricas de materiales de cemento. Donde la tierra no permitía la colocación de chozas, o éstas no encajaban por razones militares, se cavaron túneles de roca o se usaron cuevas naturales, adaptándolas a refugios. Dentro del alojamiento, la tropa descansa sobre colchones de paja, descansando sobre tablas levantadas del suelo, o dispuestas en varias órdenes, con literas de tipo marino. Algunas unidades están equipadas con camas de hierro especiales, con dos asientos superpuestos. Se presta especial atención a la higiene y limpieza de las carcasas, que se desinfectan periódicamente con lavados antisépticos y con largas distribuciones de insecticida en polvo. En todas partes, al lado de las aldeas de los barracones, donde era posible, se instalaron duchas de agua caliente y estufas de esterilización, donde los departamentos van a su vez para la limpieza personal y la desinfección de la ropa. Las lavanderías con medios de esterilización también funcionan en los baños. descansando sobre tablas levantadas del suelo, o dispuestas en varias órdenes, con literas de tipo marino.
En todas partes, al lado de las aldeas de los barracones, donde era posible, se instalaron duchas de agua caliente y estufas de esterilización, donde los departamentos van a su vez para la limpieza personal y la desinfección de la ropa. Las lavanderías con medios de esterilización también funcionan en los baños. descansando sobre tablas levantadas del suelo, o dispuestas en varias órdenes

"La lucha contra el frío"

La distribución de ropa de invierno fue muy amplia, adaptada a las necesidades: camisas de franela, calzoncillos, medias, corbatas y guantes de lana, capuchas, cintas de molletières. Dependiendo de las altitudes, a las cuales están estacionados los barrios, los abrigos de invierno se distribuían con piel o completamente forrados con piel, petos dobles, capuchas con pieles, sacos de dormir. Se aumentó el número de mantas, según sea necesario. La abundancia de distribuciones es evidente cuando se afirma que solo un cuerpo del ejército, ubicado en el área montañosa, recibió alrededor de 280,000 mantas y un número correspondiente de calzoncillos y camisas de lana o algodón, calcetines de lana, 80,000 abrigos de invierno, 60,000 baberos en pieles, 10,000 sacos de dormir.
Se idearon muchos dispositivos ingeniosos para luchar contra los dos grandes enemigos: el frío y la humedad. Los cuarteles, los refugios, incluso las trincheras estaban provistos de estufas de todo tipo y forma; las tropas recibieron calentadores de pies y calentadores de manos de todo tipo. En algunas áreas más altas, debido a que los puestos de observación podían proteger sus manos del frío, se hicieron con materiales improvisados para el agua caliente, que los puestos de vigilancia luego se guardaron en sus bolsillos. Para evitar la congelación de las extremidades inferiores, también se pensó calentar ladrillos, que, luego envueltos en paños de lana, se aplican a los extremos de aquellos que, después del servicio de vigilancia, regresan al cuartel. Se prestó especial atención al calzado: y la cantidad de congelación en las extremidades, ahora casi reducida a nada, muestra que el problema podría resolverse muy bien. Se distribuyeron botas de montaña, zuecos de madera de varios tipos, para servir como cubrezapatos o para reemplazar los zapatos, a menudo mojados, en momentos de descanso; paños impermeables especiales, que se superpondrán en calcetines de lana, para evitar el paso de la humedad; grasas para engrasar pieles; zapatos con suelas impermeables con forro interior de vejiga bovina, etc.


"Alimento del soldado"

Se dedicó especial atención a alimentar al soldado para hacerlo variado, abundante y adecuado a las condiciones climáticas excepcionales de gran parte de nuestro teatro de operaciones. Con el aumento en algunos de los componentes que componen la ración y con la introducción de otros, se garantizó al soldado un mínimo diario de aproximadamente 3900 calorías. Para las tropas sometidas a un intenso trabajo en las montañas, este mínimo se incrementó a 4700 calorías, aumentando el pan y el vino y agregando distribuciones moderadas de ron o marsala. Al comienzo de la guerra, la elaboración del pan se realizaba en gran medida utilizando los excelentes hornos de campo: la mampostería los reemplazó gradualmente, proporcionando un pan más excelente y saludable. Sobre todo, se intentó asegurar al soldado el refresco diario de la comida caliente, sin dejar ningún intento de éxito: desde un gran sistema de excelentes cajas de cocción térmica hasta papel y calentadores de cera o alcohol solidificado o cera en las estufas con grasa de res, que en la primera línea sirven muy bien para cocinar y mantener el calor. Para garantizar en cualquier caso, se estableció el aprovisionamiento de tropas estacionadas en zonas de alta montaña, en lugares apropiados, cerca de las tropas, hornos avanzados, tiendas de alimentos y productos alimenticios, depósitos de madera y carbón. De esta manera, incluso en el caso de una interrupción temporal de las carreteras, las tropas pueden proporcionar su propio sustento. Un problema muy importante estrechamente relacionado con la higiene de los alimentos, era garantizar el agua potable en la gran cantidad que necesitaban las tropas. En previsión de que, en las áreas más altas, podría faltar debido a la congelación de los manantiales, se instalaron purificadores de agua y se distribuyeron a las tropas tipo "Borkfeld". Donde faltaba el agua por completo, como en el Carso (entonces también en el Pasubio), se proporcionaron sistemas especiales para el levantamiento mecánico y el transporte desde fuentes distantes hasta las líneas más avanzadas, o desde valles hasta grandes altitudes, ahorrando así la lentitud y agotador equipaje y servicio de portería.


"Servicios de salud"

Las condiciones de salud de las tropas, particularmente amenazadas durante el invierno, atrajeron el mayor cuidado e interés posibles. Se aplicaron estrictamente medidas higiénicas y profilácticas para prevenir enfermedades infecciosas y contagiosas. Se tomaron medidas para la limpieza y desinfección periódicas de las trincheras y refugios. Dentro de los límites permitidos por la pobre humanidad del adversario, también se realizó la desinfección de los campos de batalla, recogiendo los objetos abandonados e inhumando los cadáveres, generalmente en los cementerios del regimiento. La organización sanitaria puede considerarse hoy perfecta y completa: desde los vestidores, lo más cerca posible de las trincheras avanzadas, para garantizar los primeros auxilios a los heridos, hasta los hospitales de reserva, El servicio funciona con abundantes medios y con racionalidad de dirección. Numerosas ambulancias en automóviles prevén el transporte rápido de enfermos y heridos desde las líneas de combate a los hospitales, y desde ellos a las estaciones de ferrocarril. Tampoco hay unidades especiales para cada rama de la medicina: oftálmica, dermosifilopática, psiconeurosica, dental, etc., dirigidas por especialistas en la materia. Finalmente, se establecieron casas de descanso para mantener a los convalecientes allí, antes de que regresaran a los cuerpos o para tratar a los soldados agotados por las dificultades de la guerra y las dificultades del invierno. Con su salud física también se ocupó de ese intelectual y moral de las tropas. En algunas regiones montañosas, por una excelente iniciativa de comandos en el orden, Para que la vida invernal fuera menos monótona, se establecieron pequeños lugares para reuniones con bibliotechinas formadas con la ayuda de asociaciones dignas. El interés por las tropas también se ejerció con respecto al servicio postal cuidando, en la medida de lo posible, de que la correspondencia se transmitiera, llegando o saliendo, a las trincheras.


"Comunicaciones y transporte"

La temporada de invierno requirió medidas especiales para garantizar comunicaciones rápidas y constantes entre la retaguardia e incluso las tropas más avanzadas. Esto se logró dedicando actividad y energía especiales al buen mantenimiento de la red de carreteras. En principio, el control de cada unidad mantiene las carreteras que conducen al frente ocupadas por los departamentos que emplea practicables. La limpieza de nieve se realiza con un servicio especial para romper la nieve y personal, preferiblemente, de la milicia territorial. El trabajo de mantenimiento y mejora de la carretera continúa ininterrumpidamente, a fin de mantener las comunicaciones abiertas, a pesar de las condiciones climáticas adversas. Para reducir el volumen en la red de carreteras, insuficiente para las necesidades de un gran ejército acumulado con los ordinarios de la población, se abrieron nuevas rutas, especialmente en las montañas, y se construyeron nuevos puentes. Se dio un amplio desarrollo a los teleféricos, que son valiosos para asegurar los suministros a las tropas en las áreas más altas. Se hicieron arreglos efectivos para combatir las inundaciones de los ríos y las inundaciones tan frecuentes en el área del bajo Isonzo. Una red telegráfica, telefónica y óptica completa garantiza una conexión constante con los comandos y tropas más avanzados, de modo que ninguna división, por pequeña que sea, corre el riesgo de permanecer aislada. precioso para asegurar suministros a las tropas en las zonas más altas.
Para facilitar el movimiento de transporte verdaderamente grandioso, se dio el mayor desarrollo a los medios de tracción, comenzando por la duplicación de las vías en las líneas ferroviarias más concurridas, hasta la construcción de nuevos troncos de ferrocarriles de vía estrecha, hasta el desarrollo del servicio automotriz, al aumento de los carreggio y los salmeries, a la constitución de transportes en trineo y, donde ni siquiera estos pueden llegar, con porteadores. En algunas unidades grandes, más expuestas a las ofensas aéreas, se formaron escuadrones de bomberos con soldados más prácticos que el servicio especial y se les proporcionó medios para extinguir los incendios, en parte comprados, en parte vendidos con un alto sentido de patriotismo por las ciudades de Turín, Milán y Rávena.

Una descripción ejemplar de la forma de vida en este ambiente hostil es la de MICHELE CAMPANA, en su "Un anno sul Pasubio" recientemente reimpreso (y numerosas citas en " La Gran Guerra contra Pasubio ", por Enrico Acerbi, 1994 ).
(*)primero no revelar a los austriacos la línea de los corredores, luego no soplar la tormenta de las articulaciones ... Parecían ocupar todos los quemadores de carbón; Todos tenían rostros negros por el humo de las antorchas, porque la poca agua que goteaba al derretirse la nieve no era buena para limpiar. Entonces, después de una quincena, ya no éramos una multitud de blancos, sino un hormiguero de negros ... ".

Finalmente entendido en el alto mando la importancia de esta área estratégica, con el deshielo, perdió los primeros refugios y los primeros túneles excavados en la nieve o en el suelo, miles de soldados comenzaron a cavar en la roca para obtener túneles, pasarelas, refugios, más sólidos y seguro para reparar hombres, armas y explosivos.
Los austriacos en el lado opuesto de la montaña, a menudo divididos por unos pocos metros, hicieron lo mismo. Y tanto el uno como el otro proporcionaron para obstruir las cámaras de explosión y se llenaron de explosivos, sirvieron para destruir las galerías opuestas. Y desafortunadamente, muchos de ellos saltaron al aire, con las montañas elevándose en el aire y cayendo sobre sí mismas, enterrando cientos de cosas y muchos hombres en sus entrañas. "

Tontorretik eta mendi-ertza jarraituz, Lagazoui aterperako bidea ongi prestarik ageri da. Turistaz josia egoten da teleferikoa irekita egoten den orduetan zehar. Nire kasuan arratsaldeko azken orduak izanda, ez dut inor topatuko, eta benetan estimatzen dela.





 Aurrerago pasarela bat topatuko dut. Austriar hungariarren babes eta aterpeen gainetik doana.


 Aterpearen eskuin beheko aldean lubaki eta aterpeen aztarnak daude
 Edonora begiratuta ere, paisai dolomitikoaren xarmaz blaituko naiz.

 Lubaki eta atepeen aztanak, Martini erlaitza edo cengliaren goiko aldean kokatzen ziren.

 Aterpea.
 Sekulako terraza daukana.

 Teleferikoaren kabina aldera
 Teleferikoaren kabina honaino igotzen da.

 Eraikinaren azpiko partera bideratu beharra dut, galerien hasiera topatzeko.


 Teleferikoaren eraikina.



 Lagazouitik tontor aurrekoa, ezker aldean, eta behean Passo Falzarego. Tarte honetan borrokatu izan ziren italiarrak. Austriarrek goitian izanda, galeriak eraiki zituzten eta hormak eskaintzen zizkien erlaitzetan, cenglia deritzanan, eraiki behar izan zituzten euren aterpe eta lubakiak, goitik jaurtitzen zizkietan lehergailuetaz eta elurraz babesteko.
 Tontor aurrekoa, italiarrek eraikitako kilometro baino apur gehiagoko luzerako galeriaren bitartez  eztandarazi zuten 1917. urteko ekainaren 20ean 33 tona lehergailuarekin. Hala ere ez zuten lortu austria hugariarrek handik aldegitea, eta armada igotzean, Lagazouitik metrailadorekin hainbat soldadu hil zituzten.
Argazki historikoak leherketa eta ondotik tontor aurrekoa nola gelditu zen.


Baina Lagazouiko goiko aldetik lubakiak ere baziren tontor aurrekorantz eta handik gune estrategikoak jaisten ziren, bidean ikusterik dagoen moduan.
 Hasieran goiko hormen azpiko erlaitzetik antolatu zituzten lubakien lerroa.
 Behean tontor aurrekoa ikusgai, eta harantz luzatu egiten ziren lubakiak, italiar frontearen goiko aldean. Honengatik deritzote altuerako gerra ere.
 Lehertutako tontor aurrekoa.
 Erlaitzetik Lagazoui garaia eta tartean Forcada edo mendi-lepoa

 Lubakiak.






 Tontor aurreko eremu honetan izan zen leherketa.





 Gerra garaiko lubakien forcada inguruko argazkiak:




Eta Lagazuoi.itek prestaturiko bertze bideotxoa

 Lagazoui galerietarako sarrerara gerturatzen naiz.

 Tontor aurrekotik Lagazoui aterpea.
 Galerietarako sarrera.



Argia prestatu eta galeria luzeetatik beheranzko bidea hartuko dut. Tarteka amildegira irekitako leihoak edo ateak izango dira. Batzuk behaketa postuak eta bertze bat kablearen bitartez horniketarako teleferikoaren kabina eta makineriarako. Hego ekialdeko eremua italiarren eskuetan zegoen, goiko mendi eta mendi-ertzetako lubakietatik babesturik eta hauxe zen erabiltzen zuten tokia horniketak igotzeko.
Galeria ezberdinak dira eta norantza anitzetakoak.
 Hasieran eskuin aldera hurbilduko naiz, tunel honetatik.

 Eta Lagazoui, eta austriarren lubakiak behatu eta tirokatzeko intentzioarekin industurikoa dela agerikoa da.
 Berriz itzuli eta galeria nagusitik beherantz joko dut.
 Tarteka aterpe eta behatoki ezberdinak topatuko dira.


 Logela bat ere prestaturik dute.


 Biltegiak.



 Gerra garaiko teleferikoaren helmuga eta makineriaren eremua.

 Galerietako tunelak



 Forcada Lagazoui alderako igoera.
 Puntu batean Cenglia Martini aldera jarraitzerik dago. Niri gaurkoan berandu egin zait eta gainera ez nuen oso argi nolako bidea zen. Arriskuaren kartela ageri da eta honekin ardura guztia gainetik kentzen dutenez, argi da ez dela bertze galerian dagoen kablea eta segurtasunik izago. Pena da baina bertze batetarako utzi beharko dut.
Cenglia Martini edo erlaitzaren eta galerien argazki historikoak:













Ezker aldetik jarrituko dut, cengliaren bisita bertze momentu batetarako utziz.
 Inguru honetan ere italiarrek babesleku eta aterpe ezberdinak antolatu zituzten, erlaitzaren babesean.
 Troka bat gainditu eta azkeneko tuneletik sartuko naiz.
 Paretari itzulia emanik,





 Ferratatik atera eta oinez Forcada edo Lagazoui mendatera igotzeko bidera iritsiko naiz.
 Atsaldeko azken eguzki izpiek Cinque Torre eta Cortina aldera. Agerikoa Lagazoui mendiko itzala.

 Bidetik Falzarego mendaterantz.


 Beherago pistarekin bat egingo dut. Mendateko aparkalekua gertu dago jada.
 Eguneko azken argiekin egindako argazkiak.


 Cinque Torri

Ibilbide ederra oso, Gerra Handiko aztarna eta eremu berezia ezagutzeko aukera eskaintzen duena eta zirkularra osatzean Kaiserjäger bidea eta Lagazoui galerietatik jaitsiera eginik, ferrata bide errazak osatzeko aukerarekin. Arras gomendagarria.
https://mendikosterak.blogspot.com/2019/09/ferrata-kaiserjager-galerias-lagazoui.html